cultura mexicana desde Polonia

EL PEOR ENEMIGO DE UN MEXICANO ES OTRO MEXICANO… ¿SERÁ?

¿Ocurre este fenómeno únicamente entre los mexicanos?

angry people shouting and fighting at each other

Muchas veces he escuchado que “el peor enemigo de un mexicano es otro mexicano”. La primera fue en 1989 en Houston, cuando comiendo con un grupo de profesores Universitarios provenientes de diversos países y residentes en esa ciudad presenciamos una muy agria discusión entre cuatro o cinco personas. Oímos insultos y reproches que llegaban al racismo, al menosprecio de los contrarios y a la amenaza constante de acusarse ante la policía migratoria para ocasionar la deportación de los contrarios. Mexicanos contra mexicanos. Los profesores con quienes me encontraba no hicieron ningún comentario a excepción del que es originario de México, quien  con una expresión facial que mostraba decepción y vergüenza me dijo casi al oído que  este hecho es frecuente y fue cuando me recitó la famosa frase, “El peor enemigo de un mexicano es otro mexicano”, y si se encuentran en el extranjero es aún peor, finalmente me explicó que a esto se le llama el efecto cangrejo, del que seguramente ya todos ustedes han leído o escuchado.


En este sentido yo he vivido mis propias experiencias, tanto en México como en otros países, aunque nunca tan agresivas como la del ejemplo que relaté antes. En algunas ocasiones percibí de mis propios paisanos en el extranjero actitudes de altanería y arrogancia y nada más. En cuanto a mi estancia en Polonia puedo decir desde que llegué a vivir aquí hace ya casi cuatro años, nunca había tenido discusiones con nadie, pero a principios de julio de este año ocurrió la primera… tristemente con una paisana. Por otra parte, y como resultado de platicar con familiares, amigos y conocidos sobre este tema, puedo decir que el sentido de esta idea se fortaleció cuando me relataron sus propias experiencias. Lo más habitual en sus casos fue la poca amabilidad, la escasa solidaridad y en ocasiones insultos y agresiones verbales.

Escribo todo esto porque percibo en la sociedad mexicana, un sentido muy marcado de división moral y espiritual, lo cual trae consigo consecuencias tan nefastas como las agresiones verbales y físicas, todo por querer “ser mejor que el otro” o simplemente por creerse poseedor de la razón absoluta, ante lo cual “hay que exterminar a quien piensa y siente diferente”. Lo estamos viviendo en el ámbito político, en el cultural y en el social. Ejemplos sobran, solo basta recordar las reacciones sociales y políticas que causan las decisiones del nuevo gobierno, la división de opiniones respecto a actos como el del último grito de independencia o la marcha feminista ocurrida en la Ciudad de México el mes pasado. Alguien me podrá decir que son situaciones normales en las sociedades donde hay pluralidad y libertad de expresión y probablemente tenga razón, pero me parece que en nuestro maravilloso México las aguas de la intolerancia, de la violencia y de la agresión contra nosotros mismos se están desbordando.

Obtuve este meme de un post en mi face. Yo creo que se hizo antes de un partido de futbol entre Polonia y México el año pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *