cultura mexicana desde Polonia

CERVEZA POLACA CON NOMBRE MEXICANO

Mi primo político Jarek me invitó a tomar cerveza a un pequeño pueblo cerca de la ciudad donde vivo, por varias razones no había podido acudir a esta invitación. Debo mencionar que Polonia es un país donde el consumo de cerveza es muy alto, quizás más que el vodka en sí. Los estantes de los supermercados y vinaterías están llenos de cervezas de todo tipo, nacionales y extranjeras, tanto que en varias ocasiones he podido reconocer la cerveza mexicana «Corona».

Debido a todo esto, no es difícil encontrar en Polonia una gran cantidad de cervecerías; Las hay de grandes dimensiones, que producen lo suficiente para cubrir todo el mercado interno e incluso exportar a otros países europeos. También hay cervecerías de alcance regional y muchas otras muy locales, quizás podría llamar a estas últimas cervecerías artesanales.

Dada esta explicación y volviendo a la narrativa original, le diré que finalmente se cumplió el plazo.  Jarek llamó a mi esposa para ir a buscar «chelas». (Cervezas en una forma popular de hablar en México). LLegó en punto de las 17:00. Cabe señalar que en estas fechas decir las 5 de la tarde en Polonia es encontrarse en plena oscuridad, en  la noche completa. La ausencia de sol es total, por lo que parecía que ya eran las 8 o 9 p.m.

 

Nos dirigimos a la ciudad de Rybnik, pero unos kilómetros antes nos desviamos a un pequeño pueblo llamado Boguzsowice en el que se encuentra el restaurante y pequeño productor de cerveza «Tragarz». Al entrar en este acogedor lugar nos dirigimos a la recepción y mientras mi primo y mi esposa hablaban con el dueño para verificar los tipos de cervezas que producían allí para decidir qué consumiríamos, me sorprendió ver un letrero que mostraba la hermosa pirámide maya de Chichén Itzá. En el letrero había inscripciones hechas a mano y una mano sosteniendo una cerveza. Antes de que pudiera hacer cualquier pregunta, Agnieszka ya me estaba sugiriendo qué cerveza de producción local beber. Me dijo que entre las que se ahí se hacían había una llamada «Majowe», que en español se traduce como «de los mayas», luego comencé a relacionar el cartel con el nombre de la cerveza, después de lo cual, por supuesto, pedí la primera majowe de la noche en una jarra de un litro.

 

The taste is really good, unlike any high-reaching commercial beer. Given the cold temperature in Poland by these dates, I decided to accompany my second Majowe with a traditional Polish soup called «Grochowa», which consists of a combination of chickpeas, with pork, vegetables, different types of sausages, and some seasonings resulting in an energetic, hearty and above all delicious soup. When I noticed I was already taking the third Majowe and that’s when I asked my wife to ask Zbigniew Tragarz, owner of the brewery because I can’t yet communicate in Polish, the reason for the name and the pre-Hispanic image of this beer. The owner very kindly informed him that he has always had an attraction to the pre-Hispanic cultures of Mexico, especially for the Maya and on one occasion a tourist, apparently Mexican liked so much the beer that he took some to Mexico, there being in Chichen Itzá  he took the photograph and in this way he has continued with the name, which has generated a very positive image. Many people go to the restaurant to take Majowe, which to some extent implicitly carries the name of Mexico in a purely Polish product. One more small example of «Mexico in Poland».

Apparently the beer has 5.5% alcohol which makes it a little strong, which I noticed at the end of the third Majowe, so we decided that was enough. We said goodbye Zbigniew thanking him for the hospitality and references promising to return to repeat the culinary experience, but now changing his designated driver, for this time although Jarek was the one who invited, he could not drink more than soda for the strict anti-alcoholic measures for drivers in Poland, (0 degrees of tolerance).

El sabor es realmente bueno, a diferencia de cualquier cerveza comercial de gran producción. Dada la temperatura fría en Polonia en estas fechas, decidí acompañar a mi segundo Majowe con una sopa tradicional polaca llamada «Grochowa», que consiste en una combinación de garbanzos, carne de cerdo, verduras, diferentes tipos de salchichas y algunos condimentos que resultan en una sopa enérgica, abundante y sobre todo deliciosa. Cuando me di cuenta de que ya estaba tomando el tercer Majowe y fue entonces cuando le pedí a mi esposa que le pidiera a Zbigniew Tragarz, dueño de la cervecería (porque todavía no puedo comunicarme en polaco), el motivo del nombre y la imagen prehispánica de esta cerveza. . El propietario le informó muy amablemente que siempre había sentido atracción por las culturas prehispánicas de México, especialmente por los mayas y, en una ocasión, por un turista aparentemente mexicano, le gustó tanto la cerveza que llevó un poco a México. Chichén Itzá tomó la fotografía y de esta manera continuó con el nombre, lo que generó una imagen muy positiva. Mucha gente va al restaurante a tomar Majowe, que en cierta medida lleva implícitamente el nombre de México en un producto puramente polaco. Un pequeño ejemplo más de «México en Polonia».

Al parecer, la cerveza tiene un 5,5% de alcohol, lo que la hace un poco fuerte, -lo que noté al final del tercer Majowe-, por lo que decidimos que era suficiente. Nos despedimos de Zbigniew agradeciéndole la hospitalidad y las referencias que prometen volver a repetir la experiencia culinaria, pero ahora cambiando al conductor designado, por esta vez, aunque Jarek fue quien invitó, no pudo beber más que refrescos por el estricto anti- Medidas alcohólicas para conductores en Polonia, (0 grados de tolerancia).

De cualquier manera , la noche fue muy disfrutable tomando Cerveza Polaca con imagen Mexicana.

¡Salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *